Autor: Rafael Palacio

Como conseguir buenas fotos de niños. Fotografías primera Comunión.

Fotografías de niños.

Las Fotografías de primera Comunión.

La primera Comunión además de un importante sacramento en nuestra religión es un momento muy importante en la vida de los niños. Es casi como la presentación en sociedad de los pequeños que a partir de este acto empiezan a ser mayores.

En todas las culturas y religiones hay una celebración similar : en la religión  Judia el Bar y el Bat mitzvá al rededor de los 12 años. En la Musulmana el primer ayuno  del ramadán, en la Ortodoxa el Mirrón o confirmación, etcetera . Todas estas tradiciones tienen gran importancia social y en la nuestra aprovechamos para celebrarlo con una gran fiesta con regalos y fotografías, tanto en la ceremonia como unos días antes para poder obsequiar a los familiares con un recuerdo de los peques: los recordatorios de Comunión.

Fotografías antes de la Comunión. Album de Comunión y recordatorios.

Después de tantos años como fotógrafo voy a ser politicamente poco correcto y criticaré algunas formas de realizar el trabajo fotográfico que me parecen poco acertadas y que no benefician ni al recuerdo que queremos guardar de nuestros niños ni al prestigio de la fotografía. Intentaré también dar alguna solución.

Lo que mas nos gusta de los niños es su naturalidad, nos gustará que las fotografías capturen expresiones e instantes en los que los reconocemos tal y como son. Para esto el fotógrafo tiene que «conectar» con el modelo. Se que es difícil que en un breve tiempo una persona mayor consiga un canal de comunicación con los niños, es preferible dedicar unos minutos antes de hacer las fotos a conocer a nuestro modelo que hacer el trabajo con unas poses anticuadas donde el sujeto no tiene vida ni expresión. Con las niñas quizás es mas facil pues los vestidos, la dulzura y esa ilusión nos es de gran ayuda. Con los chicos, si no se han perdido en entrenamiento de su deporte favorito, es también posible conectar y esa conexión nos va a dar esa naturalidad que queremos conseguir.

Reportajes de Comunión en exteriores.

Hay muchos estilos de fotógrafo, los que no tienen estudio o no saben iluminar recurren a hacer las fotos en un parque y esto requiere un esfuerzo extra para comunicarse con los niños, al estar en un sitio publico con personas a su alrededor puede condicionarles y es labor del fotógrafo conseguir el clima y la confianza del modelo. Seguramente estarán  los padres y esto también les condiciona, propongo que parte de la sesión fotográfica se realice sin su presencia y en esos momentos , si hemos conectado, notaremos la complicidad de nuestro personaje. En la técnica fotográfica es muy importante una gran dosis de imaginación y creatividad para conseguir los mejores resultados. En ocasiones veo fotógrafos que aplican las mismas soluciones que han aprendido para las bodas, copiando una y otra vez… quizás piensen que son novios bajitos… Ya que Dios es el que mejor ilumina podemos aprovecharlo y arriesgando un poco, jugando con los niños y la luz… El principal inconveniente de los exteriores antes de la comunión es que se puede manchar el vestido.

Fotografías de primera Comunión en estudio.

En el estudio el fotógrafo lo tiene todo de su lado: control de la luz, accesorios y decorados, etc. únicamente podemos tener un enemigo: el tiempo. Entiendo que en sesiones de bajo precio hay que hacer cuantos mas niños mejor, tenemos un negocio, pero si nuestras fotos no tiene alma, si los niños están como de cartón, sin vida, nuestro negocio tiene fecha de caducidad. Por otro lado algunas decoraciones nada tienen que ver con el niño o la fiesta que celebramos, no puedo entender una niña con un violín, si no lo sabe tocar, o sentado en una mecedora. Ya no aludiré a cuestiones de elegancia o buen gusto, cada uno tiene su estilo.

Soy partidario de hacer las fotografías de primera Comunión en el estudio. Mi estilo es muy minimalista y después de cuarenta años creo que domino la iluminación y pongo todo mi entusiasmo en conseguir que la sesión de fotos sea una autentica experiencia para los niños y sus familias. Para ello sigo el siguiente plan: Una vez preparado el niño o la niña, pido a los familiares que se marchen a tomar algo en un bar de la zona o a dar un paseo y los primeros cinco o diez minutos mientras les cuento lo que vamos a hacer y les doy algún truco aprovecho para ver sus reacciones. En función de su morfología colocaremos la luz y empezamos a trabajar por lo mas fácil. En ocasiones les muestro alguna toma y durante la sesión no paramos de hablar. Es importante saber lo que quiere y sus gustos y cada vez sera mas divertido y estará mas seguro, de manera que cuando hacemos las fotos familiares es el niño o la niña la que enseña a sus papás como posar. Toda una experiencia. Cada peque es diferente, ese es el reto.

Reportaje fotográfico de primera Comunión en la Iglesia.

Es una acertada medida que en la ceremonia de Primera Comunión el colegio o la asociación de padres seleccionen un único fotógrafo que cubra las necesidades de todas las familias. Es una ceremonia religiosa, que requiere el respeto de todos, un enjambre de fotógrafos o de familiares con su móvil y su entusiasmo no ayudan nada al recogimiento debido. Generalmente el precio es el que determina la selección del profesional que estará encargado del trabajo. Para su elección se debe tener en cuenta su experiencia y la garantía que nos ofrece, pues cuanto mas bajo es el precio menor es la calidad. «Nadie da duros a cuatro pesetas».

He tenido la oportunidad de realizar los reportajes de Comunión de un colegio y cada familia tiene su economía y sus preferencias, es posible conjugarlo todo, con las nuevas tecnologías y conociendo nuestro trabajo tenemos medios para realizar magníficos reportajes en precios muy competitivos sin sacrificar la calidad ni nuestros recuerdos.

Espero que mi opinión les sea de ayuda. Tanto si van a tener una celebración como si son compañeros fotógrafos pueden consultarme cualquier tema. Gracias.

fotos estudio comunion

 

 

El Palacio de Villahermosa, reportaje fotográfico de boda.

Palacio de los Duques de Villahermosa. Fotos de boda.

Ser fotógrafo de boda en Zaragoza tiene muchos alicientes, hacer un reportaje fotográfico en el Palacio de los Duques de Villahermosa en Pedrola es casi un premio. El entorno es precioso con un magnífico jardín para la celebración del cocktail al aire libre y un salón cubierto para la cena que sirve con oficio y maestría Guián Catering.

Pero el principal aliciente, la mayor recompensa como fotógrafo ( ademas de los elogios por nuestro trabajo), es saber que les doy a los novios lo mas preciado de su boda, algo que cuanto mas tiempo pasa tiene mayor valor: Les doy sus mejores recuerdos. Se que mis fotografías les van a hacer volver a vivir los mejores instantes de su día mas feliz, una y otra vez, sin que el paso del tiempo consiga que se olviden… Es un oficio maravilloso.

Y el mejor regalo que puedo hacer a un matrimonio enamorado en su primer aniversario, es compartir su felicidad con todos mostrando algunas instantáneas que capturamos ese maravilloso día. Juan y Lorena FELIZ ANIVERSARIO!!

Reportaje fotográfico de la boda.

En casa del novio, los preparativos.

Los preparativos del novio son siempre mucho mas sencillos que los de la novia que es el blanco de todas las miradas. Juan tenía la ayuda de su padre que bajo la atenta mirada de su madre organizó todos los complementos y vistió un traje de Tommy Black de Madrid. Algunos retratos, momentos casuales y fotografías familiares antes de la ceremonia.

Los preparativos de la novia. Infinidad de detalles.

Lorena, como casi todas las novias, reciben muchos detalles para completar su vestido de boda que en esta ocasión eligió en Rosa Clará. Los zapatos son de José Illana. Su abuelita había hecho la liga con algo azul, para el día de su boda. La madre de Juan le hizo llegar unos pendientes y su cuñada ayudando en todo momento, quiso regalarle el velo de novia. En esto se presentaron sus amigas para regalarte una pulsera y añadir un aire mas desenfrenado a los preparativos. Tras los retratos de una novia guapísima maquillada por Teresa Hernández y unas fotos familiares y corriendo a la iglesia.

Boda en la Iglesia de  Santiago el Mayor.

La Iglesia de Santiago el Mayor es magnífica y por la tarde tiene una luz que me enamora, no en vano es mi parroquia y la conozco bien.

En la entrada la mezcla de alegría y emoción del padre de Lorena al que recordamos con afecto (DEP) y que ese día fue muy, muy feliz.

El párroco tiene una peculiar manera de hacer participativa la ceremonia y consigue captar la atención de todos, en esta ocasión su «victima» fue el hermano de Lorena que tras las lecturas tuvo que dar unos consejos a los novios por indicación del sacerdote…

Siempre hay que estar muy atento en las ceremonias pues las complicidades y los sentimientos están a flor de piel.

Palacio de Villahermosa. Las fotos con los novios y el Cocktail.

¡Que maravilla de localizaciones para hacer fotos! Los jardines, inmensos y con mucho verde y muchas flores. El interior del palacio es para no parar de hacer fotos, cualquier rincón tiene su magia y dependiendo de la luz las posibilidades se multiplican. Podíamos haber estado una hora haciendo fotos pero las fotos de los novios , que si son importantes, no son lo mas importante: lo importante es la fiesta y disfrutar una maravillosa tarde con los familiares y amigos en un entorno precioso.

La Cena y ¡que no pare la fiesta!

En la cena fenomenalmente servida, como siempre, por Guián Catering la animación fue in crescendo con regalos a las madres, a la abuelita, a las amigas el ramo de la novia y alguna que otra sorpresa que me permitirán que forme parte del secreto del sumario…

Desde allí nos trasladamos al patio interior del palacio donde hicieron el baile de los novios con los padres y comenzó una fiesta con clara inspiración Mexicana de la que no he tenido notícias que haya tenido fin…/…

Espero que les haya gustado. Agradezco sus comentarios.

FELICIDADES PAREJA!!!

 

 

 

 


© Rafael Palacio Fotógrafo. All rights reserved.
Desarrollo: Agencia Digital Jiménez Carbó.